LA GRACIOSA. Una excursión en barco y en Jeep por “la octava isla”

Salimos del muelle de Orzola en un barco de Lanzarote a La Graciosa ayer Domingo, a las 10 de la mañana.

Muelle de Órzola

El muelle de Órzola en el norte de la isla, donde salen los barcos hacia La Graciosa.

En la taquilla, una mujer de la que esperábamos un trato un poco mas amigable, nos indicaba que para obtener el 50% de descuento como residentes, deberíamos ser nacionales de cualquier país de la Unión, y presentar además de la tarjeta de residencia, un certificado de residentes original (se obtiene en el Ayuntamiento que corresponda al domicilio de cada uno).

Esto es importante tenerlo en cuenta, porque muchos turistas de países europeos y también isleños, se quedan sin el descuento por no saber que deben presentar este certificado original y el DNI.

Barco a La Graciosa

Las Líneas Romero son las que realizan este viaje de línea regular desde Lanzarote a La Graciosa.
Una vez dentro del barco, sólo se venden bebidas con una máquina expendedora. La mayoría viaja en cubierta y se pueden llevar animales de compañía (entiéndase perros con su correa y bozal, aves o mascotas en pequeñas jaulas y gatos).

Caleta de Sebo

Al llegar a isla de La Graciosa (el trayecto dura unos 25 minutos), el barco arriba a la localidad de Caleta de Sebo, un pequeño poblado en el que podemos encontrar una escuela, un supermercado, bares y un restaurante, y una pastelería que recomendamos por sus delicias siempre recién hechas.

Transportes en La Graciosa

Los taxis de La Graciosa, son Jeeps todo terreno, en general Land Rovers. En esta isla, una de las mas antiguas de las Islas Canarias no existen las vías pavimentadas. Cobran una tarifa regular para llevarte a cualquiera de los puntos de la isla. Se conviene con el conductor el horario en el que debe recogerte para volver. También pueden alquilarse bicicletas.

Los conductores de Jeeps son Gracioseros y se sienten muy orgullosos de su isla, algo que se nota en cómo relatan su paisaje y las características de la isla a los visitantes, deteniéndose sin problemas para mostrar algún detalle en el camino, o contar alguna historia.

Nos llevaron en uno de estos jeeps a la Playa de Las Conchas, una de las mas bonitas de La Graciosa.

Playa de Las Conchas

La Playa de Las Conchas. Paradisíaca.

Playa de Las Conchas

Los tonos esmeralda del agua, imposibles de imitar con la paleta de un pintor, y las arenas doradas de esta playa nos enamoraron de inmediato. Si bien la mar estaba muy tranquila, no son aguas de confiar para nadar, la corriente lleva hacia adentro, y una de las chicas que iba con nosotros se dió un buen revolcón con una ola en la costa.

Nos quedamos en la playa varias horas, y cuando bajó el sol, caminamos por uno de los riscos siendo testigos de vistas impresionantes al islote de Montaña Clara. Por allí cerca, los líquenes amarillos, verdes, blancos y anaranjados formaban verdaderas obras de arte en las formas volcánicas que se yerguen como caprichosas esculturas.

Regreso a Caleta de Sebo

Teníamos poco tiempo, nos dimos cuenta que en un día nos quedamos muy cortos para visitar La Graciosa. De regreso, vino a buscarnos el jeep a la playa y sin cobrarnos ningún extra, el conductor (¡muy enrollado Gregorio!) nos dio un paseo circular por toda la costa. Lo que era un simple trayecto de regreso a Caleta de Sebo, se convirtió en una verdadera excursión por La Graciosa. Nos mostró las granjas de cultivos agrícolas que el Ayuntamiento cede en forma gratuita a los lugareños, siempre que sean para el cultivo de vegetales. Papayas, aguacates, plátanos, papas, cebollas y todo tipo de alimentos, crecen en La Graciosa en un entorno orgánico por excelencia. También nos llevó a un grupo de villas construídas con piedra de las montañas gracioseras, en una pequeña bahía. Un lugar increíble, pensamos en la suerte que tienen quienes pueden vivir allí todo el año. El metro cuadrado de terreno, es uno de los mas caros de Europa.

Alojamiento en La Graciosa

Hay varias opciones, se alquilan casas y apartamentos por día. Se suelen alquilar villas con una capacidad entre 5 y 6 personas por día, las villas están totalmente equipadas.
También existe un camping en La Graciosa, que se llama “EL Salao”. Tiene una capacidad para 500 personas. El
Teléfono es (+34) 928.84.20.00.

Una pensión en Caleta de Sebo, la Pensión Girasol, que también tiene un restaurante. Tel.: (+34) 928.84.21.18.

Volveremos y contaremos un poco mas, porque ésto fue sólo ver un pequeño reflejo del tesoro que significa la isla de La Graciosa, rodeada por las aguas de la Reserva Marina mas grande de Europa.